viernes, 11 de diciembre de 2009

La Do-in o Digitopresión




Do-in




 

¿Qué es y cómo se practica la Do-in o Digitopresión?






Técnica terapéutica de la medicina tradicional china, la digitopresión se basa en los mismos principios que la acupuntura, a diferencia de la cual carece de todo peligro y no requiere especializacion. Los únicos "utensilios de trabajo" son los dedos de las manos, utilizados por el terapeuta mediante presión y micromasaje. La técnica de digitopresión recibe en chino la denominación de Tcheu-tcheu, término que significa "el dedo aguja", "el dedo que actúa como una aguja", y básicamente queda enmarcada en el campo del concepto chino tradicional de la naturaleza y de las posibilidades de intervención sobre el cuerpo humano para regular el equilibrio, fundamento del mantenimiento de la salud. Todo lo que existe es energía (ch hi) y todo lo que se manifiesta como naturaleza es expresión de la intención de sus dos polaridades: el Yin y el Yang. En el cuerpo humano la energía corre por los canales quC afluyen a los órganos y vísceras, uniéndolos de distintas formas entre sí; a lo largo de estos canales pueden producirse desequilibrios energéticos, ya sea por disfunción de los propios canales ya sea por alteración de los órganos o de las vísceras unidos a ellos. El equilibrio puede reconstítuirse y el estado de salud restablecerse actuando sobre detenninadós puntos mediante la acupuntura, la moxibustión o la digitopresión. (En realidad, la palabra "punto" no traduce en absoluto el término chino Hsueh, que significa en cambio depresión, cavidad, orificio apreciable por palpación de una mano experta como una pequeña cavidad en la superficie cutánea.)

Cómo se hace

En la acupuntura y en la moxibustión se actúa respectivamente sobre los "puntos" a través de la aplicación de agujas o la combustión de pequeñas cantidades de Artemisia vulgaris finamente macerada, mientras que en la digitopresión se actúa sobre los puntos simplemente aplicando la presión de los dedos y realizando una especie de micromasaje cuya acción es en cierto sentido comparable a la desencadenada por la aplicación de la aguja.
La digitopresión puede practicarse según cuatro técnicas fundamentales:

bullet

Presión con las yemas de los dedos. La presión debe ser fuerte y determina un efecto Sié (drenaje de los excesos) sobre la energía llamada Wei.
bullet

Presión con la uña. Tambien en este caso la presión debe ser fuerte, y determina un efecto Sié, pero sobre la energia llamada Young.
bullet

Presión con dos dedos a los lados del punto, pero tirando en sentido centrífugo. Por efecto Sié, pero sobre la energía Young.
bullet

Presión con dos dedos a los lados del punto, como si se quisiera sacar una astilla. Posee un efecto Pou (refuerzo de la energía deficitaria).



Para las dos primeras técnicas muchos especialistas aconsejan asociar a la simple presión un masaje rotatorio de dos o tres ciclos por segundo, pero sin separar nunca el dedo del punto y sin friccionar la piel.
En la mayoría de los casos los puntos son bilaterales, por lo que la presión ha de ser ejercida sobre ambos puntos simétricos, a no ser que exista alguna contraindicación específica al respecto. La presión puede ejercerse durante 1-5 minutos y el tratamiento puede aplicarse una vez al día.
El éxito terapéutico de la digitopresión depende fundamentalmente de un diagnóstico correcto de los trastornos que se desea curar y de una correcta prescripción de los puntos sobre los cuales se desea actuar. Sin embargo, es también muy importante que no sólo el paciente sino también el operador se encuentren en un estado de ánimo distendido y relajado.
Dado que el padecimiento que induce a recurrir a la digitopresión no es compatible en la mayor parte de los casos con la serenidad y la distensión, se puede comenzar el tratamiento con las intervenciones previstas para controlar el nerviosismo, pasando luego a las maniobras de digitopresión específicas para ese determinado trastorno.

Indicaciones clínicas

Por cuanto respecta a las indicaciones de la digitopresión, las principales son:

bullet

las enfermedades de carácter neuropsiquiátrico;
bullet

los trastornos sexuales
bullet

las distintas formas de dolor. 



Además es útil en enfermedades comunes como el asma, las enfermedades reumáticas, etcétera.
La digitopresión ofrece asimismo resultados positivos en los niños, a quienes la terapía puede parecer un juego, al cual se som~ ten con esa serenidad y disponibilidad que constituye la premisa fundamental para poder alcanzar buenos resultados.

Contraindicaciones

Junto a las indicaciones, no hay que olvidar las contraindicaciones. La digitopresión no puede aplicarse a mujeres gestantes, en condiciones meteorológicas extremas (fuertes temporales, calores excesivos) o en determinadas situaciones astronómicas (luna llena). La digitopresión se halla también contraindicada cuando existan perturbaciones que afecten al paciente (cansancio excesivo, embriaguez, excitación), a menos que exista otra indicación y que la terapia esté precisamente dirigida a resolver esos trastornos.
Tampoco debe realizarse poco antes o después de las comidas ni en condiciones ambientales e higiénicas desfavorables (locales mal ventilados, manos sucias, etcétera).
En conjunto, la digitopresión es una técnica que, al no requerir una especialización particular y al no presentar riesgos de aplicación, puede ser ejercida por cualquiera que haya adquirido una buena preparación y sobre todo que sea capaz de reconocer los casos en los que está indicado recurrir a este método terapéutico. Como todas las disciplinas orientales, se basa en efecto en fundamentos filosóficos y en interpretaciones particules de la enfermedad.

Fuente: http://www.salud.bioetica.org/do.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario